Archive for the ‘Especiales’ Category

h1

Jugando… ‘Trilogía Call of Duty: Modern Warnfare’, de Activison / Infinyt Ward.

23 noviembre 2011

“Los lugares cambian, los argumentos, el objetivo, el poder queda vacío pero siempre encuentra dueño. Luchamos y sangramos junto a los rusos, debimos suponer que nos odiarían por ello, pero derribas a un enemigo y encuentran a otro peor para sustituirlo”. (General Shepherd).

Por Zinho.

El ocho de noviembre salió a la venta Call of Duty: Modern Warfare 3 cerrando la que es la mejor trilogía bélica de la historia de los videojuegos, al menos para el que suscribe esto.

Es por ello que se ha ganado el dudoso honor de protagonizar el primer artículo de esta web sobre el mundo de los videojuegos. En un futuro, y si la cosa sale bien, esperemos poder ver pasar por aquí otros análisis de joyas videojuegueras como Portal, Half-Life, Shadow of the Colossus o Mass Effect. Obras maestras casi cinematográficas en formato jugón.

Como esta es una web peliculera, os aviso que analizo en esta entrada la historia de Modern Warnfare, es decir, su modo campaña individual, para centrarme en su argumento y sus momentos fílmicos, muchos de los cuales ya están en el panteón del cielo de las consolas. No vais a encontrar nada sobre el modo multijugador aparte de este comentario: Es la puta hostia y ya tardáis en jugar.

Vamos pues a comentar esta fantástica historia, que se inicia en un campo de tiro de las tropas británicas en Afganistán, cuando un joven John “Soap” McTavish se une al pelotón Task Force 141, lo mejor de lo mejor entre lo mejor de la Gran Bretaña.

Read the rest of this entry ?

Anuncios
h1

‘Doctor Who (2005)’: una introducción wibbly wobbly timey wimey.

28 octubre 2011

People assume that time is a strict progression of cause to effect, but “actually” from a non-linear, non-subjective viewpoint… it’s more like a big ball of wibbly wobbly… timey wimey… stuff.” (The Doctor)

por Zinho.

NOTA: Este artículo es una presentación personal y ligerísimo análisis de la nueva época de Doctor Who desde el 2005, pasando brevemente por su época clásica. Al final de los post he colocado unos links de referencia por si queréis saber más del mundo del “Doctah”…

La mayoría de vosotros conocerá, aunque sea de oídas, la existencia de la serie. Muchas cadenas autonómicas españolas al menos, emitieron la serie antigua, sobre todo en su época con el actor Tom Baker.

Puede que estos soniditos os despierten recuerdos de la infancia:

¿Sí? ¿No? Bueno, de todas formas, seguimos… (Tras el salto, el tochazo):

Read the rest of this entry ?

h1

Steven Moffat: el guión hecho persona.

18 octubre 2011

por Zinho.


Menudo crossover si estos tres se juntaran… Por cierto, Moffat es el guapo.

Steven Moffat es un guionista escocés que ha saltado a la fama gracias a la calidad de sus guiones y su importancia en los últimos dos años como showrunner de la serie Doctor Who, de la que haremos un breve análisis en próximos días. Moffat, además, creó CouplingJekyll, y es uno de los jefes tras la maravillosa Sherlock, cuya segunda temporada está a punto de caramelo.


Repasamos un poco la carrera y los temas por los que se interesa este maravilloso escritor. Y todo gratis y al menor precio.

Read the rest of this entry ?

h1

La Ciencia-Ficción: Espejo del Hombre.

28 octubre 2010

por Atreus.

[Artículo de opinión que he escrito para la inauguración del blog Planetas Prohibidos junto a tres buenos compañeros blogueros: Lino de El Fin de la Eternidad, Jorge Vilches de Imperio Futura, y Marta de Gyzzma. Clickad AQUÍ para leerlo allí].

Photobucket

Esta vez, todo había terminado. Los hombres no realizaban ya ningún trabajo; las máquinas los sustituían por completo. Vivían retirados en sus refugios antirradiactivos y lentamente iban paralizándose, sin fuerzas siquiera para procrear. Pero esto no les importaba, puesto que los robots les proveían de todo lo que podían necesitar. Así, los últimos hombres terminaron muy pronto por atrofiarse completamente. Entonces, los autómatas los eliminaron tranquilamente. Después de tantos siglos desde que el hombre los creara, esperaban con ansia ese momento. Después, pensaron que al fin podrían descansar. Pero muy pronto se dieron cuenta de que para ello necesitaban servidores.

Así, inventaron a los hombres

Los Sustitutos, de Bernard Pechberty.

En este relato corto, probablemente escrito entre las décadas de los sesenta y los setenta, y que he querido destacar para la inauguración de este nuevo blog, se nos presenta uno de los pilares narrativos más célebres del género de la Ciencia-Ficción: el de la vida artíficial y nuestro miedo natural a ser sustituídos por ella (el «Complejo de Frankenstein»). Sin embargo, esta temática, nacida en los antiguos folclores de la Humanidad, fermentada a través de la literatura y que tantas horas de entretenimientos nos ha aportado a través del cine (Inteligencia Artificial, Blade Runner, Battlestar Galactica, Almas de Metal, Matrix, Terminator, Dune…), encierra profundas reflexiones humanistas que, generalmente, son pasadas por alto por una sociedad tendente a dejarse llevar por los tópicos y más atenta a los continentes que a los contenidos.

Desde los humanoides artificiales de la antigua Grecia, pasando por los homúnculos y Golems de los folclores medievales hasta los androides de las narraciones contemporáneas, las historias del Hombre enfrentado a sus coetáneos artificiales han sido siempre una constante temática que nos ha acompañado durante milenios. En ellas podemos encontrar, reflejadas entre líneas, críticas a los regímenes esclavistas o a las tendencias jerárquicas de nuestra Humanidad, como sucede con los “Robots” de la obra de 1920 R.U.R., de Karel Čapek (donde, por cierto, se acuña por primera vez este popular término). Se pueden vislumbrar, también, alegorías de la progresiva deshumanización de nuestra raza o reflejos de los conflictos “raciales”, como sucede –a un nivel profundo, eso sí– en obras como Blade Runner. O podemos encontrar, asimismo, reflexiones en torno a la tendencia natural de nuestra Humanidad a jugar a ser Dios por medio de la creación de vida, o bien acerca de nuestros implícitos deseos naturales de conocer las respuestas a las Grandes Preguntas y hallar a nuestro Creador (como sucede en Star Trek: La Película, Inteligencia Artificial, Frankenstein o en la citada Blade Runner, donde incluso se nos muestra un Patricidio con poderosos tintes nihilistas).

Sea como sea, el punto de conflicto de estas historias es siempre el mismo: la sublevación del oprimido sobre el opresor. Pues el Hombre, plenamente consciente de sus miserias y sus limitaciones, siente terror hacia sus propias creaciones porque en ellas se ve reflejado a sí mismo. No es de extrañar, por tanto, que muchas de las obras capitales de este género hayan sido escritas en algunos de los momentos más frágiles de nuestra propia historia.

Pero este no es la única temática de este género que, parafraseando a Juan José Plans, tal vez sea el más peculiar de los tiempos en que vivimos. Futuros posibles; parábolas políticas, sociales o religiosas; hipótesis sobre nuestro lugar en el Cosmos; invasiones extraterrestres; aventuras espaciales… Tanto en las obras de los lejanos precursores del género como Luciano de Samosata, Tomás Moro, Jonathan Swift, Voltaire o Mary Shelley, como en las de autores contemporáneos como Brian Aldiss o Robert A. Heilein, en este género caben tanto los positivismos como los pesimismos, y sea cual sea la temática de una obra de Ciencia-Ficción, al final, la gran mayoría de ellas confluye en lo mismo: funcionar a modo de una visión crítica de nuestro tiempo, entendida por medio de la extrapolación. Así, por muy viscosos que sean unos o por muy metálicos que sean otros, tanto los extraterrestres como los robots de este género literario son, en el fondo, el reflejo que resulta de observarnos a nosotros mismos en el espejo y asustarnos de lo que vemos.

Desde las anticipaciones científicas de Julio Verne o H.G. Wells hasta los futuros distópicos de George Orwell o Aldous Huxley; desde la poesía nostalgica de Ray Bradbury hasta la pesimista epistemología de Stanislaw Lem; desde los imaginarios futuros de Isaac Asimov hasta los anhelos evolutivos de Arthur C. Clarke; pasando por las divertidas aventuras “pulp” de Edgar Rice Burroughs o Alfred Bester, o a través de los laberínticos futuros mentales de Philip K. Dick… La Ciencia-Ficción ha ido evolucionando a través de dos mil años de historia literaria gracias a una larga serie de autores comprometidos; analistas sociales que han sabido reflexionar, con mayor o menor fortuna pero de un modo siempre atractivo y entretenido, acerca de inquietudes que para nada son simples o intrascendentes. Y aunque no podamos saber cómo será el propio porvenir de este género en el futuro, lo que está claro es que, mientras exista, seguirá siendo reflejo de nuestras cuestiones humanistas, y el mismo campo fértil que ha sido siempre donde poder verter y articular tanto nuestras esperanzas como nuestros temores.

Seamos cautos…


[Fotografías: fotogramas de la introducción de la versión extendida de Dune (de David Lynch; 1984)].

[Reseña publicada originalmente en el blog Planetas Prohibidos].

h1

Pinículas que deberían hacerse (o tal vez no).

22 abril 2010

Unas cuantas coñas marineras para pasar el rato… y de paso actualizar el blog.

por Atreus.

 

~ Death Proof 2: Popular Proof.

PhotobucketDirector, Guión, Foto, Música, Cafés y Best Boy Grip: Robert Rodriguez.

Protagonistas: José María Aznar (as “Ánsar” himself) y Mark Harmon (as José Luís Rodríguez Zapatero).

Música: Juan Pardo (including “The PP Hymn” performed by Rammstein).

Se trata de una secuela-remake de la sexta película del gran Quentin Tarantino, dirigida esta vez por su amigo tonto, el mexicano Robert Rodriguez.

La película comienza con un epílogo en un sucio y decadente bareto de carretera, en que el protagonista reparte un buen puñado de hostias a unos cuantos miembros del gang motero de los Soziatas Babiosos tras una disputa Photobucketfruto de una competición de abdominales. La historia de Death Proof 2 narra las violentas aventuras del insurrecto Ánsar, un hercúleo ex-presidente que, montado en su coche, un híbrido bastardo de un DeLorean y un Gran Torino (y que al igual que su bigotudo conductor, tan sólo funciona a base de vino tinto), recorre las carreteras de España repartiendo violencia verbal y apuntando con el dedo mientras mira muy fijamente con cara de malote.

Read the rest of this entry ?

h1

David Cronenberg y Eduard Punset: una entrevista mítica.

26 enero 2009

Todos somos científicos locos, y la vida es nuestro laboratorio”.

por Atreus.

Photobucket

Decía el bueno de Federico Fellini que “la televisión es el espejo donde se refleja la derrota de todo nuestro sistema cultural”. Y dentro del putrefacto panorama televisivo de nuestro país, que todavía sobreviva un programa de la categoría de Redes, dirigido por el divulgador científico Eduard Punset, no puede sino llamarse milagro. Al igual que Días de Cine, que sigue siendo interesante pese a la marcha de Gasset, la marginalización de estos programas hace que sólo sean emitidos a unas horas intempestivas en las que encajarían mejor los programas del corazón, los “debates” de griterío y mala educación del Gran Hermano, y toda esa telebasura lobotomizadora de encefalograma más plano que la carta de ajuste. Pero ya conocéis la recurrida frase de “el mundo al revés”…

En el año 2002, con motivo de la presentación en nuestro país de la película Spider, en el Festival de Sitges, el carismático Punset tuvo en su programa número 259 bajo el título de “Ciencia, terror y cine” a nada menos que nuestro admirado David Cronenberg. El fascinante cineasta canadiense, en cuyo cine siempre ha enfocado la ciencia desde el punto de vista de la filosofía como método de exploración de la condición humana, mantuvo en dicho programa una amena charla con Punset en la que demostró que posee una mente muy lúcida y donde filosofearon sobre ciencia, tecnología, la complejidad de la mente humana y las claves que definen su particular cine, destilando sabiduría con amenidad, profundidad y de una manera muy accesible (y sí, sin necesidad de porros, como seguro que más de uno sugeriría recurriendo al tópico).

En ESTE enlace del propio Blog de Eduard Punset podéis encontrar una trascripción casi completa de la charla. Pero lo que sin duda os recomiendo es buscar y descargar el mismo programa, que encontraréis muy fácilmente a través del bendito eMule (donde también hay a disposición de quien quiera muchos otros programas antiguos de Redes), ya que, sorpresivamente, se ha convertido en un vídeo muy descargado con el paso de los años.

En definitiva, se trata de una entrevista ideal tanto para los seguidores del cine del canadiense como para todos aquellos quienes poseáis un mínimo de inquietud y afán de conocimiento acerca de nosotros mismos y el mundo en que vivimos. Y recordad que todos los domingos, a las tantas de la noche, tenéis probablemente el mejor programa (desde el punto de vista divulgativo) de la televisión. 😉

Más Posts de Peliculeros relacionados con Cronenberg:
~La Mosca se “metamorfosea” en una ópera (noticia).
~Carpenter, Cronenberg y Landis: Fear On Film.

h1

¿Dónde están los marcianitos de ‘Inteligencia Artificial’?

17 enero 2009

Viajemos, para los todavía despistados, al simbólico y melancólico mundo futuro de los súper-robots.

por Atreus.

Photobucket

Gestada durante años por el tandem Stanley Kubrick/Steven Spielberg y ambientada en un futuro no demasiado lejano en que la Humanidad da sus últimos estertores consumida por su propia deshumanización, Inteligencia Artificial (A.I. Artificial Intelligence) narra el angustioso periplo de David, un niño robot “más humano que los humanos” y capaz de amar más que ellos, movido por el amor hacia su madre en su intención de querer ser un niño de verdad.

Sin cortarme un pelo, se trata de una auténtica obra de arte que, espero, tarde o temprano acabará por ser ampliamente reconocida ya no sólo por sus obvias y más que impecables virtudes técnicas, sino también por la profundidad de su discurso filosófico de fondo. Aunque, para ello, es vital que la película en cuestión logre despojarse de una cierta serie de preconceptos, muy habituales en el cine de Spielberg, que han impedido que muchos espectadores lleguen a comprender la moraleja de la misma, que acaba por consolidarse en un tercer acto en el que hacen aparición unos seres que todavía muchos piensan que son alienígenas…

Read the rest of this entry ?