h1

CRÍTICA TV: ‘Caprica’ – Episodio Piloto (2009).

22 abril 2009

El episodio piloto de Ciencia-Ficción más maravilloso de los últimos años. Os presentamos Caprica, cincuenta y ocho años antes del extermino Cylon…

por Zinho.

PhotobucketNOTA: Estos minutos de televisión que nos ha brindado Caprica son demasiado filosóficos, románticos y profundos como para hacer una crítica que esté a su altura. La profundidad del argumento planteado en esta hora y media de televisión, y lo que parece que apunta para la futura serie, son argumentos serios, inteligentísimos en su planteamiento y de una anticomercialidad que asusta hasta el punto de que veo claro que esta obra maestra no llegará a finalizar su primera temporada, aunque de eso hablaré luego. Ahora simplemente intentaré responder a todas esas preguntas que esta maravilla de Ron D. Moore ha creado en mí. Vamos allá:

Caprica es el spin-off de Battlestar Galactica, del que ya hablamos aquí meses atrás. Nos sitúa cincuenta y ocho años antes de la caída; es decir, antes de los eventos que iniciaban BSG: el exterminio de los humanos por parte de los Cylon.

En ese contexto, sin guerras de por medio, este episodio piloto nos presenta una sociedad avanzada y a la vez tradicional con todos los problemas que acusa una sociedad global (creando ese paralelismo con la vida real que siempre adora Ron D. Moore): religión, política, tecnología y lucha de clases.

Photobucket

Lo que importa en esta serie, a priori y habiendo visto el Piloto, son dos tramas que confluyen en sus personajes: Monoteísmo frente a Politeísmo, y Vida artificial frente a ética.

Antes de meternos en el argumento, repasemos los principales personajes para no despistarnos con el baile de nombres. Obviamente hay personajes secundarios, pero casi todo se centra en dos familias que su unirán en la tragedia:

La familia Graystone: Daniel Graystone, científico ultraconocido y ultrainteligente. Ha creado un mundo virtual al estilo Matrix, diseña todo tipo de aparatos megachulos, tiene su réplica en versión segurata de Wall-E, y lo más importante, está diseñando un robot con inteligencia artificial para el gobierno. Pero tiene problemas con el diseño. Daniel tiene una mujer, Amanda, que le quiere mucho, y una hija, Zoe, que se lleva fatal con ambos y que resulta ser una genio elevada al cubo. Zoe morirá en un atentado en un tren (esa es la tragedia), donde también viajaban…

La familia Adams: o mejor dicho, la esposa y la hija de Joseph Adams (no, no son la familia de Cristopher Lloyd y Raul Juliá…). Joseph Adams es un abogado de Tauron que trabaja en Caprica. Joseph pierde a su esposa y a su hija, con lo que se ve sólo al cuidado de su hijo pequeño, William. Joseph recordará su pasado con la tragedia y nos revelará algo que ya intuíamos: Su verdadero apellido no es Adams, sino Adama. Y su hijo es el hombre que liderará a los humanos sesenta años después en búsqueda de la Tierra. ¡Ese niño de pocas palabras será Bill Adama! (Edward James Olmos, gran… Huy, espera, que aún no es tan grande…)

Photobucket

Ahora sí, el argumento cronológico:

Empezamos en un lugar donde el Hombre y la Mujer dan rienda suelta a sus más primitivos instintos. El fin último de todo este mundo virtual no esta claro, pero hay alguien que tiene un control aparente sobre lo que ocurre y que incluso tiene una habitación para ella sola. Ella, una chica que reproduce el alma humana en un programa informático, es Zoe Graystone, hija de Daniel Graystone, y la primera en cargar un alma humana en un programa informático, tan fácil y tan mortífero que todos sabremos en qué desembocará.

La cosa es que Zoe no sólo esta involucrada (y es la creadora mental) de los Cylon, sino que está metida de lleno en una conspiración monoteísta (recordemos: estamos en una sociedad ampliamente politeísta). La conspiración no es más que tres chavales fugándose de sus casas: Zoe y dos de sus amigos. O eso pensamos hasta que Ben, uno de los amigos de Zoe, saca una bomba que acaba costándole la muerte a ella y a mucha gente en una bonita explosión en un tren. Esta tragedia da lugar al encuentro de dos personas fundamentales  en esta serie, Daniel Graystone y Joseph Adams (más conocido como Joseph Adama).

El análisis de estos primeros minutos no puede ser más positivo. Hay miles de detalles maravillosos que destacar. Tenemos la presentación de los Graystone, familia exitosa pero con problemas de broncas entre hija y padres. Tenemos la presentación (muy sutíl) de lo que luego se nos dará a entender que es la primera alma humana artificial (la representación de Zoe en el mundo virtual).

Y tenemos también una brutal presentación de hasta tres puntos en una misma secuencia. A la esposa y la hija de Joseph Adama las conocemos mientras hablan con él por teléfono. Las dos chicas cogen un tren, el mismo que Zoe y sus amigos. Zoe huye de Caprica para poder desarrollar su vida en un entorno monoteísta. O sea, confluyen las dos familias que protagonizarán los acontecimientos. Y entra en conflicto el tercer punto, algo que Zoe no sabía, y es que a los miembros del culto monoteísta les pirra suicidarse con una bomba y llevarse a unos cuantas personas de paso, todo en pos del único y verdadero Dios.

Photobucket

Tras la explosión, se sucede una bonita elipsis y en seguida tenemos a Joseph y Daniel conociéndose y compartiendo el dolor de sus pérdidas. El piloto se centra mucho más a partir de aquí, y aunque sigue habiendo varias tramas abiertas, todo empieza a confluir hacia una única: La creación de vida artificial. Me centraré en todas las tramas que apuntan a este argumento, ya que en el resto de episodio tan sólo hay una trama que podría considerarse apartada (de momento) de la de los Cylon: la cultura monoteísta. Lo repaso en un párrafo y vamos con lo bueno.

Estoy pensando que no estoy muy acertado, ya que el tema monoteísta acaba conectado a la trama de la vida artificial, pero de manera futura y fuera de plano, pero eso lo vemos ahora. Lo que cuenta es que sabemos que Zoe y sus amigos encontraron la luz en la creencia de un Dios único y todopoderoso, en contra radicalmente de la más aceptada creencia politeísta que reina sobre la sociedad (no lo dicen específicamente, pero vamos, que se debe tratar de los Señores de Kobol, ¿norl?). Y también que esa cultura de un único Dios es violenta, con ganas de exterminar a otras creencias y, ojo, tiene un plan mayor de lo que pensábamos (la amiga de Zoe, Lacy, que no sube al tren y se salva, descubre que hay gente mayor y con poder que puede ayudarla).

Esta sociedad que quiere eliminar al resto, está infiltrada y tiene un plan para hacerlo. Aquí tenemos un claro paralelismo con los Cylon de Galactica, ¿No creéis? Pero voy un poco más allá, ya que al final del episodio toda esa trama del monoteísmo se relaciona con los Cylon.  Eso lo repasamos unas líneas más abajo.

Photobucket

La trama de la creación de los Cylon es el gran motor de la historia, y de hecho más que una trama en si misma, es más la unión de varios argumentos que se desarrollan y confluyen en el mismo punto. La creación de la Inteligencia Artificial.

Los argumentos son varios: Por un lado, Daniel Graystone y su encargo del gobierno para desarrollar un robot inteligente y listo para la guerra. Por otro lado, Daniel Graystone y su hija Zoe. Daniel intenta superar con su mujer Amanda la pérdida de su hija. También tenemos dos tramas para Joseph Adama: su recién creada amistad con Daniel, que les llevará a debatir la ética de crear vida artificial, y una trama sobre su profesión de abogado.

Todas estas tramas se unen en tiempo y espacio. El desarrollo de todas ellas hasta el final es lo mejor de todo el episodio piloto. Y lo es porque a partir de las investigaciones de Daniel y de la conciencia de Joseph se construye el gran debate que imagino planeará sobre toda la serie: ¿Hasta que punto llegarías por “devolver” a la vida a un ser amado muerto? ¿Y cuánto de vida humana y cuánto de tecnología tiene esa copia?

No es cuestión de destripar toda la historia, para quién quiera volver a ver el episodio, así que me centraré en la parte que más me ha gustado: la relación entre Joseph y Daniel, que mueve el resto de las tramas. Daniel descubre que su hija había creado una reproducción virtual de ella misma, imagen cuyo código Daniel guarda en un USB (¿what the frak?). Daniel tiene en sus manos una conciencia sin cuerpo, y un cuerpo robótico por desarrollar, pero le falta un “corazón” útil para su forma de vida artificial.

De eso nos damos cuenta en una de las mejores y más sutiles escenas de todo el episodio. La primera demostración que vemos de un robot Cylon, todavía sin las mejoras que luego logrará Daniel gracias a Joseph. El robot efectúa una prueba de disparo (esos tambores musicales, dios, esos tambores…), pero el pobres es más patán que C-3PO. Digo sutil por ese disparo fallido que acaba estanpándose frente a sus creadores… Aaaay, pringadillos, la que os espera…

Photobucket

Daniel mejorará su robot robando un cerebro electrónico desarrollado por una empresa rival. Para adquirirlo usará a Joseph y sus conexiones con las mafias de Tauron (primos hermanos de la Cosa Nostra, por lo que parece), en lo que intuyo traerá consecuencias futuras para episodios futuros. Joseph se mete en el fregao a pesar de que sabe lo que quiere hacer Daniel y no está para nada de acuerdo. Daniel, al ver la copia digital de su hija reacciona mal pero su mentalidad va cambiando poco a poco hasta convencerse de poder introducirla en un cuerpo. Joseph por su parte, tiene oportunidad de encontrarse con una imagen de su hija, pero esta reacciona muy mal y Joseph sale aun más trastornado de la experiencia. Obviamente, la hija de Joseph no es una genia monoteísta y un poco loca como Zoe, y de ahí su reacción.

Joseph no está de acuerdo con Daniel, pero le ayuda. Curioso. Esta ayuda y la que Zoe brinda a su padre inconscientemente dan a Daniel un robot perfecto, de capacidades totales y que impresiona a la ministra para bien. Lo que acabamos de ver es el nacimiento de los Cylon.By your command”. Los pelos como escarpias, nenes…

Aunque previamente Daniel prueba la imagen digital de Zoe en un cuerpo Cylon, pero el experimento sale mal y Daniel se frustra. ¿He dicho que el experimento sale mal?

No, no me he olvidado. ¿Cómo se relaciona la trama Cylon con la trama Monoteísta? Lo analizo aquí pues es el mismo final del episodio piloto. Si pensamos un poco, ese despertar de la copia de Zoe en un cuerpo cylon y llamando a su amiga Lacy en los últimos segundos del episodio nos deja claro que: esa es Zoe, o al menos todos los recuerdos y pensamientos de Zoe. Y si ese es, a la vez, el primer Cylon con pensamiento propio… entonces el primer cylon con “alma” es monoteísta… igual que lo serán en el futuro. ¡BRILLANTE!

Fin de la crítica a nivel argumental. Como podréis observar, el episodio son ochenta minutos de toneladas de información y una puesta en escena del guión que roza lo sublime. No obstante, debo recalcar algo que me dijo acertadamente el gran y todopoderoso Atreus: Esto es un episodio piloto, y como tal funciona a la perfección, pero más allá de eso, no deja de ser un piloto. Ojo, no pretende ser otra cosa, deja todo listo para un comienzo de serie explosivo, pero por ello no debe compararse con la miniserie que dio arranque a BSG. Aquello era una historia que podría haberse quedado cerrada en el mismo final de la misma, aunque supiésemos que comenzaba otra aventura (al estilo del final de la primera película de Matrix). Por ello no son comparables, aunque “Caprica” sin duda arranca con uno de los mejores episodios pilotos que he visto en mi vida.

Photobucket

Ahora vamos con la crítica a nivel técnico. Es más que obvio que han querido apartarse de toda la atmosfera de BSG, e incluso las escenas que unen a las dos series (las demostraciones del Cylon) son hechas desde una perspectiva más abierta y clara, tomando cómo referencia que estamos viendo a un embrión de lo que luego serán los Cylon.

La atmosfera malsana que inundaba incluso los planetas en BSG ha cambiado por una mezcla que si a priori sonaba a “Dick Tracy”, en la práctica ha quedado realmente bien. La mezcla de vestuarios inspirados en los años ochenta, y varia de la arquitectura muy “New York años 20” de Caprica casan muy bien con los adelantos tecnológicos que dan una luz y una claridad especial a todo el ambiente de la serie. Lo que en BSG era oscuridad y grano, aquí se ha convertido en luz y claridad. Por decirlo de algun modo, el blanco es usado en Caprica como contrapunto del negro del espacio donde se desarrollará BSG.

La planificación no dista mucho de la de la serie madre, si bien apenas ha habido los zooms característicos de BSG, sí que se pueden reconocer detalles parecidos (la ya nombrada exhibición del Cylon, o el inicio en la discoteca). Quizás he notado que los planos están bastante más abiertos que los de BSG. Obviamente, una ciudad da mucho más juego para planos abiertos que la opresión de una vieja y no muy grande nave de batalla. Lo mismo se puede aplicar para el vestuario, mucho más agradecido a la hora de cambiar para los diseñadores que el de BSG. Y lo mismo se puede decir con la fotografía, mucho más lumínica que la de la anterior serie. La luz es una parte importante de este episodio, y los creadores no se cortan con espectaculares planos abiertos para que podamos ver toda la belleza y avance de la sociedad humana. Avance que acabará con todo eso a largo plazo. Intrigante, ¿verdad?

Las interpretaciones son todas buenas, destacando a Joseph Adama, interpretado por Esai Morales, más concretamente su escena con el pequeño Will Adama, cuando le explica de dónde son y cómo es realmente su apellido. Por lo demás, ninguna interpretación empeora la función, y a la vez, ninguna sobresale por encima de los demás. Si hubiera que poner una sola palabra, diría “modélicos”.

Lo dicho, técnicamente superior a la mayoría de las series actuales, Algo que costará dinero y mucho esfuerzo mantener en la serie una vez sea episódica. Aunque sin duda nos han cortado a todos los no creyentes nuestros pensamientos de raíz. Sin duda la primera temporada de esta serie puede llegar a ser un hito de la Ciencia-Ficción y de la televisión que recordaremos durante años.

Dejo para el final la música, de nuevo a cargo de Bear McCreary. De nuevo maravillosa, como ese culmen que ha realizado con BSG, Bear apuesta también por un cambio melódico con respecto a la anterior serie, El uso de violines solistas, arpas e instrumentos de viento le da una claridad que los tambores de BSG no tenían. Grandes diferencias que sin embargo se unen en maravillosas piezas sutiles (el tema musical mientras Joseph habla con su hijo acerca de los Adama), o no tan sutiles pero igualmente brutales (que levante la mano en seguidor de  BSG que no se ha puesto palote cuando sonaron los tambores y vimos al proto-Cylon).

Conclusión: Maravilloso episodio piloto, maravillosas sensaciones, todo lo que pueda decir sobre lo que me ha hecho sentir “Caprica” es poco. Y además, sé que es algo que esta ocurriendo en todo el globo. La gente esta entusiasmada y no es para menos. Pero como os dije al principio de esta crítica, veo el futuro de esta serie muy negro, aunque estoy convencido de que lo que veamos será la leche en pepinillos. Me explico: este capítulo es demasiado adulto, inteligente, serio y moralmente debatible; y formula preguntas sociales, tecnológicas, religiosas y éticas con un planteamiento frío y perfecto. Demasiado bonito para ser real. Será una serie que pedirá muchos recursos para ser desarrollada, y necesitará una audiencia que me temo le costará arrastrar ante propuestas mucho más livianas, facilonas y procedimentales de la televisión. Joder, es que esto de material de HBO, señores. En fin, espero pecar de malpensado pero… ojalá me tenga que tragar mis palabras y esta serie se desarrolle en paz y armonía. Entonces sí que podremos estar ante un verdadero milagro de la televisión.

En Septiembre comenzaremos a descubrirlo.

“So say we all”.

¿Y a vosotros, qué os ha parecido?

Photobucket

(¿Por qué parece que estan mordisqueando los restos de la comida?)

Posts relacionados: Battlestar Galactica: Y el viaje llegó a su fin.

Anuncios

3 comentarios

  1. Poco se puede añadir, Zinho, creo que has reflejado muy bien lo magnifico de este piloto.

    Pensaba que sería yo solo al que se le pondrían por corbata al oir esa voz fria, lenta, inflexible y dura del Cylon con eso de «all targets destroyed, by your command». Que cabrón de bicho, joder.

    El otro momento tremendísimo es cuando se encuentra Joseph con su hija. Parece mentira algo tan aparentemente inocuo, lo que cambia cuando es contado y presentado de forma tan excepcional. Y lo del corazón, jo…

    Pero no se si he entendido lo que queréis decir con lo del piloto ¿pensáis que no dará la misma talla luego?

    Sobre la comercialidad, bueno, es verdad, pero con la experiencia de BSG entiendo que sabrán lo que están haciendo. Hombre, el gancho de Tricia Helfer no lo tenemos, es cierto, pero con lo que puede salir de aquí entiendo que lo compensarán. Esas piernas son difíciles de compensar, pero algo habrá. Casi seguro.

    Saludos


  2. Es verdad lo que dices sobre Helfer. Se echa de menos 😀

    Lo que creo que Zinho se refiere y yo también opino, no es que luego la serie no dé la talla, en absoluto. Es simplemente que este capítulo no posée la misma entidad independiente que sí tenía la Miniserie de ‘Galactica’, que casi valía como película autoconclusiva (pese al obvio final abierto).

    Y esto no es en absoluto un punto negativo para este ‘Caprica’, ya que la misma definición lo dice: este es un capítulo piloto, y lo de ‘Galactica’ era otra cosa, una “miniserie”; de aquella no se sabía si podrían hacer serie propiamente dicha, y con este caso sí. Pero viene bien mencionarlo por si hay gente que no digiere bien que este capítulo piloto sea TAN abierto.

    ¡Saludos!


  3. OffTopic*****************************************

    El equipo de administradores de INSULA LITTERAE, blog acerca de literatura, cómic y cine, ha tenido el detalle de publicar esta entrada acerca de Caprica y la de Battlestar Galactica en su interesante sitio:

    Caprica.

    Battlestar Galactica.

    Desde Peliculeros, un agradecimiento por el interés puesto en nuestros textos. 😉

    ***************************************************



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: