h1

Viendo… ‘El Viento y El León’ (‘The Wind And The Lion’; 1975), de John Milius.

6 agosto 2008

Aventuras de corte clásico en estado puro.

por Atreus.

PhotobucketViendo una película tan bella como esta, uno llega a lamentar que hoy día el escaso cine de aventuras se centre apenas en productos del estilo de La Momia 3 o el último y tristísimo Indiana Jones, ya que ver El Viento y El León es (salvando las distancias de calidad, por supuesto) presenciar el mismo tipo de cine que Lawrence de Arabia, El Hombre que Pudo Reinar, o el único ejemplo de los tiempos recientes, Master & Commander; un tipo de cine artesanal, de gran belleza en las imágenes, que deja espacio tanto para la evocación visual, la tranquilidad y la épica, así como para la reflexión del espectador, y en el que los respectivos elementos exóticos se complementan con los personajes principales y ayudan a definir la profundidad o la evolución psicológica de los mismos, siempre dotados, además, de altas dosis de carisma.

En El Viento y El León se juntan todos estos elementos y muchísimos más, conformando una preciosa película de aventuras de corte clásico con dosis de épica, bellos paisajes, diálogos bien escritos, una banda sonora sobrenatural, y dos interpretaciones masculinas que son un lujazo para los sentidos, y que de entrada se acaba de ganar un puesto entre mis favoritas del género. ¿Cómo es posible que esta pinícula sea tan desconocida?

Photobucket

En 1904, un influyente hombre de origen grecoamericano y establecido en Tánger, llamado Ion Perdicaris, fue raptado junto a su hijastro por un grupo insurrecto de guerreros bereberes bajo el comando del Mulai Ahmed Mohammed el-Raisuli, con el propósito de establecer exigencias al Sultán de Marruecos, a quien acusaban de ser un tirano que se había amoldado a favor de los imperialismos extranjeros. Este suceso, conocido posteriormente como “El Incidente Perdicaris”, acabó por desatar un clima de tensiones internacionales en el que el presidente de los EE.UU. Theodore Roosevelt reaccionó postrando siete acorazados de guerra frente a las costas de Tánger bajo la amenaza de “Perdicaris alive or Raisuli dead” (“Pericaris vivo, o el Raisuli muerto”). Finalmente, fue la presión de los gobiernos inglés y francés sobre el Sultán lo que provocó que este cediera a las peticiones del Raisuli, y Perdicaris fue liberado. Pero él y su captor habían establecido una amistad durante el incidente, que posteriormente reflejó por medio de las siguientes declaraciones acerca del líder bereber: “él no es ni un bandido ni un asesino, sino un patriota forzado a tales actos para salvar a su herencia nativa y a sus gentes del yugo de la tiranía”.

Photobucket

Inspirado en estos sucesos, que encontró fascinantes, el director y mucho mejor guionista John Milius escribió el guión de este film, adaptándolos, eso sí, según dos primas: por un lado el cinematográfico, transformando al preso y su hijastro en una mujer y sus dos hijos, para así dar más épica, glamour y las leves dosis de romanticismo a esta historia. Y por el otro lado, con ciertos detalles desde su prisma ideológico, inventándose situaciones que jamás sucedieron en la realidad con el objetivo de dar más protagonismo e intervención a su propia nación. Pero al margen de la verosimilitud de estos sucesos inventados (la peli tampoco pretende cambiar la historia, ni ser un libro de historia), lo cierto es que el film nos aporta una buena representación del clima de tensiones internacionales que se respiraba en aquella época, y que acabó por provocar el triste conflicto que posteriormente se llamó Primera Guerra Mundial.

Photobucket

La película comienza de manera similar que su posterior peliculón Conan El Bárbaro. Es decir, con un fiero ataque de tropas a caballo, en el que la bella viuda Eden Pedecaris (Candice Bergen, la mismísima Murphy Brown) y sus hijos son secuestrados por las tropas del Raisuli (Sean Connery, una interpretación a-som-bro-sa). Él es un hombre sabio e inteligente, religioso y fiel a sus raíces, y que siempre se expresa con metáforas (“¿Ve cómo extrae el agua aquel hombre en el pozo? Cuando un cubo se vacía, se llena el otro. Con el mundo sucede lo mismo: en estos momentos, ustedes están repletos de poder, pero lo agitan y lo desperdician… y el Islam está recogiendo las gotas que caen de vuestro cubo”). Ella es una mujer valiente, decidida y de moral fuerte, pero que continuamente perderá su paciencia, dando como resultado unos geniales y graciosísimos enfrentamientos dialécticos entre ambos (impagable oír a Connery pronunciando numerosas veces ese cachondo “Miss Pedecaris… You are a great deal of trouble!” – “Señora Pedecaris… ¡usted es un foco de problemas!”).

Photobucket

Paralelamente, el film nos muestra al presidente Roosevelt (Brian Keith, ¡¡otra pedazo de interpretación!!) y su secretario de estado John Hay (el gran John Huston, ni más ni menos) en plena campaña electoral a lo largo de diferentes episodios en los que contemplamos cómo el incidente del secuestro influye en el presidente, que del orgullo mancillado pasa paulatinamente a la admiración por el Raisuli. El Viento y El León es, por tanto, el retrato de dos guerreros totalmente opuestos y del mismo entorno político que les rodea, dos líderes separados por la distancia y también por el tiempo. Uno es un guerrero clásico, anclado en su tiempo, que lucha por unos ideales fijos pero que nada puede hacer contra las devoradoras ruedas de los mecanismos del mundo moderno. El otro, uno de esos nuevos guerreros acomodados que disparan con rifles y que sólo piensan en votos, responsable de llevar las riendas del país más poderoso de la Tierra, pero condenado a una existencia solitaria en un entorno en el que siempre estará tan desubicado como un oso disecado en medio de un museo…

Photobucket

Mediante esta imagen comparativa de ambos mundos, sería normal pensar que una persona como Milius hubiera caído en el partidismo hacia su propia nación, ya que como todos sabemos, siempre ha sido abiertamente un reaccionario de derechas del copón (o como él mismo se suele definir cachondísimamente, un “fascista Zen” 😀 ). Pero no es así, y esto es algo que le honra. A través de su fascinante libreto, el director y guionista nos expone tanto los logros y valores como las debilidades de ambos líderes/mundos. Al ser la película un homenaje a los viejos y honorables guerreros que representa el Raisuli, mediante una rica visión de sus vidas y costumbres, Milius incluso reparte más gloria y honor a favor de los bereberes, y aunque en muy pocas ocasiones llegue a ser crítico con Roosevelt y su Norteamérica, sí es cierto que sus debilidades expuestas dejan a los suyos un poco en bragas, a través de secuencias como el monólogo del presidente en el parque de Yellowstone, o adelantando la cronología de los sucesos en la película unos cuantos meses con la intención de enfatizar cómo el secuestro fue utilizado como estrategia electoral, o en el plano final del film en el museo, brillante momento en que además descubrimos el significado del título de la película. Toda una declaración de intenciones.

Photobucket

Es, por tanto, un Milius mucho más contenido que el de otras películas como por ejemplo Amanecer Rojo, y aunque se invente sucesos como el ataque de las tropas yanquis al palacio del Bashaw de Tánger, están enfocadas desde la distancia y sin demasiadas muestras de orgullo (como tampoco lo hay en esa escena en que el cónsul norteamericano, el almirante y el capitán de la marina brindan “por un mundo en guerra”…). Eso sí, cerca del final del film no consigue evitar sus impulsos y se le va la pinza un poco, mostrándonos una situación harto maniquea en el comportamiento de las tropas americanas justo antes del clímax, detalle que molesta no porque tampoco hubiese acontecido en la realidad, sino porque es una pequeña muestra de americanismo y de manía hacia los alemanes. Pero la buena noticia es que estos pequeños detalles no empañan ni de lejos un clímax final emocionante en el que el único y breve uso de la imagen ralentizada (recurso ultra-requete-sobado hoy en día), sumado con la música de Goldsmith, le aporta un emocionante sabor épico.

Photobucket

La película fue íntegramente rodada en España (Sevilla, Almería, Madrid…), e incluso comparte localizaciones comunes con esa obra maestra que es Lawrence de Arabia. Obviamente, John Milius no es David Lean, ni mucho menos, pero la puesta en escena de El Viento y El León es más que elegante, e integra muy bien a los personajes, los escenarios y los paisajes. Y la fotografía, exceptuando esos momentos nocturnos rodados con “noche americana” que se ven más falsos que un euro con el jeto del señor Spock, aboga por un uso de la luz natural y sin trucajes, al contrario de lo que suele ser común hoy en día. Virtudes visuales, artísticas y actorales que se ven intensificadas por una monumental banda sonora del maestro Jerry Goldsmith nominada al Oscar, que nos deja sin palabras gracias a un apabullante uso de los ritmos, unas salvajes composiciones con los metales (las trompas y las trompetas) para las tropas del Raisuli, y uno de los temas románticos más maravillosos que he escuchado en mi vida para la relación entre él y su cautiva.

Y por cierto, debéis ver esta película en Versión Original para disfrutar de las actuaciones del elenco, y especialmente para atender al genial acento y forma de hablar que adopta Connery. Pocas veces lo he visto tan magnético y carismático, gracias a una fascinante interpretación que es toda una leción de escuela, y quizá sólo sea superada por su papel en El Hombre que Pudo Reinar (del mencionado John Huston) o su Papá Henry Jones de Indiana Jones y la Última Cruzada (1989).

Photobucket

No os perdáis esta agradabilísima película de aventuras. Y como siempre, todo comentario es bienvenido 😉

Anuncios

12 comentarios

  1. Se agradece ver esta reseña de un “peli” como ésta y de un personaje como este, desde luego como dices es más guionista, de hecho es el “padre” no acreditado de Harry el Sucio, y es verdad desgraciadamente ya no encaja en Hoolywood, lo intentó con King Conan, guión que decía Chuache era buenísimo, yo no lo dudo.


  2. Exacto. Y no sólo el padre de Harry; también uno de los dos responsables del guión de ‘Apocalypse Now’, el autor del monólogo del Indianapolis de ‘Tiburón’… Milius es un muy buen guionista, pero suceden dos cosas… Una, su ideología “políticamente incorrecta”, y dos, sus inmensos cojones. Y como en Giliwood se ha ganado esa imagen de chico malo al que no se puede controlar facilmente con correa, se le ha apartado injustamente. Aunque en estos momentos parece que está rodando un western, así que a ver qué pasa…

    Y por cierto, no tenía NI IDEA de que llegó a escribir un guión para aquella ‘King Conan’… ¡¡hay que conseguirlo de alguna forma si es verdad!!


  3. Ya te digo que es verdad, desde Abril de 2003 hasta Enero de 2005 estuve siguiendo las noticias acerca de éste proyecto (amén de que me gusta Conan, aunque la suya fuera su Apocalipsis Now particular como he leído por ahí, el quiso dirigirla o eso se dice), ya sabes los Wachoski tocaron el guión (o eso intentaron, pero como dices los cojones de Milius son más grandes que los de los Wachoski juntos, o debería decir los de uno 🙂 ) e intervinieron en el diseño de producción, evidentemente la forma de ver el cine de éste no tiene que ver absolutamente nada a la de estos dos, y ¿qué paso? pues según lo poco que trascendió, si es que ésto poco era verdad, es que los hermanos matrix dijeron que dejaban el proyecto por adivina “diferencias creativas y artísticas”, ja ja punto para Milius y sus cojones, parece ser que hubo tensiones entre la Warner y el director-guionista, a partir de aquí la cosa se tambalea y, atención, se va a Turquía con el guión bajo el brazo para conseguir algún tipo de financiación???, y con Triple H como posible Conan, y Sean Connery, éste sería Alba Metallus Fortunas, comandante de Conan y emperador tirano, o eso dicen; además pidió que todas las líneas del guión igual que para “EL OCTUBRE ROJO” fueran firmadas por John Milius!!, ahi es nada.
    Después, como ves es bastante difícil de saber si todo esto tiene algo de verdad o no, la Warner no renovó los derechos que tenía sobre el personaje y salió a subasta, así que el guión quedó archivado por ésta.
    Para conseguirlo sólo nos queda una opción asaltar los inexpugnables estudios Warner, como Conan, Subotai y Valeria hicieran con la Torre de la Serpiente. 🙂 .


  4. Jo…der. Pues te volveré a decir que no tenía ni idea de todo esto… ¿¿Milius viajando a Turquía para buscar financiación para este proyecto?? Madre, si eso es verdad, qué gran pena, porque se nota que le tenía ganas a ese proyecto… qué pena, de verdad…

    Lo único que sí supe hace tiempo es que el Chuache volvería como Rey Conan, que el título sería ‘King Conan: Crown Of Iron’, y que la historia giraría en torno a un supuesto hijo de Conan. Aunque tal vez no fuera este el proyecto del propio Milius…

    Y seguro que sabes que el Robert Rodríguez anda últimamente muy interesado en hacer un nuevo Conan, más fiel a las historias de R.E. Howard y los cómics(*)… Miedo me da. Aunque por lo visto, primero meterá mano a una nueva adaptación de RED SONJA, protagonizado por su “churri” Rose McGowan. Y repito, miedo me da, porque para mí ese pavo es un mediocre del copón, y por supuesto no parece tener ni la mitad del tamaño de la bolsa escrotal de Milius. En fin.

    (*) = siempre me ha hecho gracia eso de “más fiel”, porque parece que para la inmensa mayoría, la fidelidad de algo se reduce únicamente al aspecto y al estilo visual en lugar de al contenido, y la gente sólo se queja de las paridas en lugar de fijarse en lo más importante. La película de Milius no será muy fiel en aspecto visual a los cómics más clásicos de Conan, pero es que el contenido está ahí, y sólo alguien con la ideología y valor de Milius podría haberlo llevado a cabo. Y por desgracia estoy completamente seguro de que cualquier supuesta adaptación futura será exactamente AL CONTRARIO.


  5. Completamente de acuerdo contigo, además aunque los fans más acérrimos del personaje lo criticaron y hoy día siguen diciendo “el Conan de Milius”, la película contiene pinceladas de lo que debió ser la vida de Conan incluso tiene frases originales de R.E. Howard, (la pena que se quisiera contar todo en una película, con esa imagen final increíble convertido ya en “Rey”)en cuanto al aspecto visual es cierto, no es sufiente, el ejemplo que confirma lo que dices es “Conan el Destructor” quisieron hacerla más “pulp” contando con guionistas del cómic, y con un ritmo que ya desde el principio se nota que querían olvidar la 1ª, pero fue una película fallida, aunque de vez en cuando la veo, es que es Conan… y tengo debilidad por él.
    Bueno, Robert Rodríguez el día que se desentendió del proyecto me alegré, pero bueno allá ellos si quieren hacer una nueva saga del “Rey Escorpión”.
    Enhora buena por el Blog a todos ya sois una de mis consultas indispensables, chao.


  6. Uf, perdona por tardar en contestarte amigo Bruce, pero entre los dos últimos posts del blog y unas cortiiitas vacaciones, apenas he tenido tiempo para mucho más. Y antes de nada gracias a tí por tus amables palabras y por compartir con nosotros una pasión cinéfila común 😉

    Sobre Conan El Destructor… la verdad es que la nostalgia y ese barniz tan ochentero que la impregna de arriba a abajo (y que hoy se valora más que entonces, claro) me hacen seguir queriéndola, pero sí es verdad que es totalmente fallida, como dices. Y ya no sólo por ese Conan tan charlatán que incluso hace bromas, sonríe y etcétera. Es, también, el hecho de que la peli esté repleta de concesiones comercialoides por todas partes que echan p’atrás: menos violencia, cero de sexo, más personajes (demasiados, demasiadísimos), incluyendo al típico personaje del chistoso estúpido de siempre y con dos famosetes de la época haciéndose pasar por actores. Sí, la verdad es que es bastante casposilla… pero muy entrañable. 😀

    Oye, quiero hacerte una consulta (y a cualquier seguidor del bárbaro Cimmerio que nos lea): los únicos cómics de Conan que he podido leer en mi vida son unas recopilaciones de historias (todas ellas dibujadas por Buscema) en dos tomitos de 1982 de la editorial Bruguera (con unos coloridos infames). ¿Qué obras en concreto (que sean clásicas, nada de historias actuales) me recomendaríais para profundizar? ¡Gracias de antemano!


  7. esta película es una obra de arte… apesar de mostrar entre otrs cosas la corrupción de algunos árabes(como el hermano de raisuli),también muestra que muchos musulmanes son dueños de una magia infinita(como raisuli y sus hombres)…
    lástima que no sea fácil de conseguir, porque es un placer verla…es digna de estar en tu casa junto a “los intocables” o “el nimbre de la rosa”…


  8. […] Milius, que hace tiempo analicé en mi blog de cine Peliculeros (podéis leer mi reseña clickando AQUÍ), y que entre sus muchos pilares destacan tanto las dos magistrales interpretaciones de Sean […]


  9. […] producciones tan notables como Patton de Franklin J. Schaffner, El reportero de M. Antonioni , El viento y el león de J. Milius o ¡Agáchate maldito! de Sergio […]


  10. […] producciones tan notables como Patton de Franklin J. Schaffner, El reportero de M. Antonioni , El viento y el león de J. Milius o ¡Agáchate maldito! de Sergio […]


  11. Entre el viento y el león hay una mujer, y por ella medio mundo irá a la guerra. Ese era el reclamo publicitário del cartel de la película en castellano, y conmigo funcionó, me atrajo esa frase y fuí a verla y salí encantado.


  12. Muchas gracias por la curiosidad sobre esa frase promocional, Álvaro; es un dato que desconocía.

    Qué suerte la tuya haber visto esta película en el cine 😉

    Saludetes.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: