h1

Review ‘Battlestar Galactica’ 4×06 – ‘Faith’.

12 junio 2008

Battlestar Galactica entona su camino y, ahora sí, nos ofrece 42 minutos de genialidad, tensión, stress, revelaciones, cylons, humanos, drama, muerte, naves, religión y Edward James Olmos. ¿Qué más se puede pedir a la vida? Pues que esto no se acabe… ¿Tenéis FÉ?

por Zinho.

¿Veis lo que os decía? Es poner la cámara cinco minutos seguidos enfocando a Starbuck y se arma un lío del copón. Ya en el anterior capítulo nos había dejado señales de su inseguridad como capitana de una expedición claramente dubitativa. Pero ahora se muestra todavía más amenazante en cuanto a lo de cumplir su misión. Y obviamente, la lleva a cabo.

Gran capítulo, el mejor que ha dado esta temporada hasta el momento, aunque como ya sabéis todos (me he retrasado unas semanillas, ejem…) los que estáis viendo la serie, a partir de aquí la cosa sube y sube hasta lo que será el décimo capítulo, Revelations, que se emite este viernes en EEUU, y del que intentaré tener la review lo antes posible. Pero, centrándonos en este sexto capítulo, ¿qué nos ha dejado Faith? Pasad, porque entre otras cosas, nos ha regalado la frase más bonita de la serie en el que es el final sin sorpresas más emotivo que he visto en mucho tiempo, y en muchas, muchas series. Vamos a analizar todo:

El capítulo tiene, por primera vez en esta temporada, un único hilo central: la misión de la Demetrius, que llega a su fin. Hay otra historia a bordo de la Galactica, pero mucho más secundaria, que envuelve a la presidenta Roslin y su camino hacia la muerte. Por supuesto, sale Baltar. Esta es la historia más pequeña, de la que vamos viendo retazos y que además concluye el episodio con una escena entre Adama y Roslin. Edward James Olmos se supera y está colosal, como su compañera.

Empezaré por esta trama y así la despacho rápido, que lo gordo ocurre en la Demetrius…

Laura se nos muere. Asín de claro, y asín de triste. Nadie ni nada la puede salvar esta vez. Si algo nos han enseñado esta cuarta temporada es que ya no hay vuelta atrás, ni magia, ni explosiones brutales o aventuras envolviendo a todo dios. Nos acercamos a casa, y es hora de que a cada uno se le haga el juicio final. Ese es al menos el mensaje que yo estoy entendiendo. Todos los personajes están siendo juzgados moralmente, es la hora de pagar cuentas propias y saber si se está preparado para llegar hasta el final. Adama y su soledad, Lee y su destino como gobernador (este va a a llegar a Presidente, y lo dije desde hace temporadas), Starbuck y su destino en la Tierra, Roslin y su destino mortal… y los Cylon, que más que ningún otro personaje, están pagando en conjunto sus pecados. Todos los Cylon.

Es por ello que esta historia nos cuenta lo mismo que malamente hicieron en los primeros capítulos, pero aquí con una bonita historia que sin embargo se me hizo un pelín cargante. Pero sólo un pelín (coño, es que lo de la Demetrius es muy fuerte, nenes). Roslin están en la sala hospital de la BSG, recibiendo quimioterapia y tratamiento (ese que le hace tener visiones operísticas). Sin pelo, y con poca de la fuerza natural que siempre le ha acompañado, Laura escucha a una mujer, también moribunda, llorar en una cama próxima, y de ahí nace una amistad con un punto común (la cercanía de la muerte), y un gran punto en divergencia (Baltar).

La trama se centra durante el capítulo en un debate espiritual sobre los Dioses de Kobol (Roslin), y el Dios único de Baltar (la mujer). Además tienen juntas una visión más próxima al Valhallä (Atreus, corrígeme si me equivoco) que a los otros dos tipos de fe, pero eso las prepara a las dos para la muerte.

La mujer muere, Roslin se ve de nuevo cruzando ese río imaginario que le lleva junto a los suyos, dice no estar preparada, y vuelve a la vida (es un decir). Laura, finalmente, escucha por la radio de la mujer la voz acompañadora de Gaius Baltar, que cuando quiere, no se puede negar, saber qué decir y cómo decirlo.

Creo que más que preparar al personaje, nos preparan a nosotros. Yo todavía veo imposible que la líder moribunda de la humanidad no llegue a pisar la tierra prometida, como Moisés, pero todo parece indicar que será así. Y sin duda, será el momento más triste de la historia de la serie. Os apuesto lo que queráis.

Vamos con la Demetrius. Resumo y aluego analizo: nos quedamos en medio de un motín contra Starbuck, por sus locos planes ideados por Leoben, el cylon perdido del anterior capítulo. Nosotros sabemos que el cylon dice la verdad, pero oye, yo tampoco me fiaría ni de él ni de Kara, tal como está desde que volvió (loca perdida…)

La cosa se tuerce, Gaeta sale herido por un disparo en la pierna, y entre la confusión se decide un plan. Kara, Anders, la típica extra que va a morir y Athena (por eso de que es una cylon y tal) se piran a investigar si lo que dice Leoben es cierto, y los Cylon se matan entre ellos. Tienen 15 horas, y si no vuelven, la Demetrius se pira junto a la Galactica. Ale, a correr.

La intención de Starbuck es la de hablar con el Híbrido para que este le señale el camino a la Tierra. Los cuatro entonces se van, encuentran con una flota cylon destrozada, y finalmente se topan con la visión del cometa que estaba teniendo Kara, sólo que el cometa resulta ser una nave cylon menos destrozada, y justo en donde se encuentra el Híbrido (que es, o son, las que manejan las naves cylon desde una bañera llena de cables. Qué vida esta).

Los humanos y los cylon se encuentran, hay piques, rebotes y dos muertes (una para cada bando. Adivinad quien muere por los humanos… ¿la extra? Pozí) sin posibilidad de resurrección, pero entre malas caras, finalmente Kara logra ver al híbrido. Ésta le da buenas noticias (que la cylon número 3, D’Anna, la que fue embotellada en la temporada tres, es la clave para conocer a los final five, y que estos conocen el camino a la Tierra), y no tan buenas noticias (“Kara Thrace, tú llevarás a los humanos a su extinción”). Pues joder, qué mal rollo, ¿no?

Los humanos se hacen con la nave cylon, y se la llevan junto a la Demetrius. Fin. Bueno, fin no, que aún queda una escena entre Adama y Roslin, pero todo a su tiempo.

Hay mucha chicha que cortar en la historia de la Demetrius, pero seré breve. Lo principal es que Gaeta es disparado por Anders en medio de la refriega por el motín, que Athena pasa de sus compis cylon como de la verdadera y real mierda. Que Anders, al contrario, está más bien curiosote por los cylon ahora que él se ha redescubierto como uno de los Final Five. Que D’Anna tiene que ser despertada y que así se sabrá la identidad de los últimos cylon. Que ahora los humanos tienen una nave cylon, aunque un poco jodida. Y por último, que Kara Thrace, alias Starbuck, llevará a los humanos a la muerrrrrteeeeeeeeeeeeeeeee…

Lo de Gaeta es jodido. ¿Qué culpa tendrá él? Pero creo que esta trama se va a enfocar más en los episodios venideros. También creo que veremos más de ese odio cylon a los cylon de Athena en lo que viene. Son dos historias que se irán desarrollando más que aquí, aunque nos han dejado bastante claro que Athena odia a su propia especie. Anders, por el contrario, tiene ganas de saber más, pero obviamente, está acojonado ante cualquier posible reacción que le delate, por lo que se mantiene en “stand by”. Lo importante aquí lo maneja Starbuck. Ha llevado a cabo su misión, ha demostrado que no está tan loca como parece, y ha acercado a los cylon rebeldes al bando humano, lo que siempre será una ventaja si logran finalmente hacerse con D’Anna. Lo jodido es la predicción de la híbrido sobre su propio destino, el de llevar a la humanidad a su extinción, justo justo lo que dijo el misterioso Primer Híbrido en el final de Razor. Preocupante… ¿o no?

Porque… ¿qué pasa si Kara lleva a los humanos a la Tierra, y estos allí con el paso de los años acaban muriendo, pero tras siglos de tranquila y apacible vida? Sí, los llevaría a la extinción, pero también a la Tierra y a una vida tranquila y sosegada. ¿Puede ser? Quizás es demasiado optimista por mi parte… ¿Se os ocurre algo?

Fantástica resolución de la historia de la Demetrius, que ahora debe volver a casa y emprender dos misiones: que la humanidad confíe en los nuevos aliados cylon, y recuperar a D’Anna. Ahí es nada. Al menos, la serie ya ha tenido una historia de las buenas, con ritmo y precisión, tal y como se requería. Felicidades.

Y ante tan excelente capítulo, sólo se puede exigir un final grande a la altura. En este caso es mínimo, íntimo; dos personajes hablando casi a susurros, sin que nada les moleste, analizando las pequeñas y grandes cosas de la vida. Quizás el final más emotivo de toda la serie. El episodio, señores, se cierra con una gran conversación entre Laura Roslin y el Almirante Adama. Y la actuación que nos dejan Edward James Olmos y Mary Mcdonnell son de antología. Como su nivel durante toda la serie…

Adama está anímicamente destrozado. Ha visto como se alejan de él los seres que más quiere. Starbuck de excursión junto a mucha gente a la quizás no volverá a ver (tranqui, Bill, que sí), Lee se pira a hacer política, y ella… ella se muere. No son muchas las cosas por las que creer.

Laura coge su mano para hacerle ver que están allí, ahora, los dos, los tipos que han llevado hasta allí a la humanidad, y que la llevarán hasta la Tierra. Tal y como prometieron. Y con esa mirada llena de confianza que sólo Laura puede transmitir a Bill.

Pero eso Adama ya lo sabe. Antes, años atrás, cuando esto comenzó, él pensaba que todo era un sueño, una utopía con la que alimentar las esperanzas de una civilización, la humana, moribunda en su huída. Pero ya no. Ahora lo cree. Ahora sabe que es cierto. ¿Y qué le ha hecho cambiar?, le pregunta Laura. Pues lo mismo que nos ha hecho cambiar a todos durante esta serie.

Ella.

Entonces es cuando Adama deja caer esa preciosa frase que todos pensamos, que todos queremos decir, que significa algo grande en toda esta serie. Adama le dice a Laura, sonriendo:

-“Tú me has hecho CREER”.

…CAPITULAZO.

P.D: Por supuesto, Edward James Olmos… Y Mary McDonnell ¡¡¡Están MUY MUY MUY GRANDES!!!

Anteriores Reviews:
-4×01 – He that believeth in me.
-4×02 – Six of One.
-4×03 – The Ties that bind.
-4X04 – Escape velocity.
-4×05 – The Road less travelled.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: