h1

Arthur C. Clarke (1917 – 2008).

19 marzo 2008

Uno de los pilares de la literatura de Ciencia-Ficción contemporánea ha emprendido su viaje definitivo a Rama. No tiene ni idea de cuánto le echaremos de menos, sir Arthur.

por Atreus y Zinho.

Photobucket

La columna de fuego estaba moviéndose sobre el borde del sol, como una tormenta que pasara más allá del horizonte; las escurridizas guedejas de luz no se movían ya a través del paisaje estelar de rojizo resplandor, a miles de kilómetros más abajo. En el interior de su cápsula espacial, protegido de un medio que podría aniquilarle en una milésima de segundo, David Bowman esperó cualquier cosa que hubiese sido preparada. La enana blanca estaba sumiéndose con rapidez a medida que discurría a lo largo de su órbita; ahora tocó el horizonte, lo incendió, y desapareció. Un falso crepúsculo se tendió sobre el infierno de abajo, y en el súbito cambio de iluminación, Bowman se dio cuenta de que algo estaba aconteciendo en el espacio que le rodeaba.
                                                            (de 2001: Una Odisea Espacial).

Sir Arthur Charles Clarke fue, al igual que su contemporáneo Isaac Asimov, un cientifico que escribía Ciencia-Ficcion. Tras su incursión profesional como técnico de radares durante la Segunda Guerra Mundial y sus prodigiosas investigaciones en el campo de la tecnología de satélites, su vida giró en torno al mundo de la aeronáutica, llegando a ser presidente de la Sociedad Interplanetaria Británica, uno de los máximos representantes mundiales del Proyecto S.E.T.I. y, en definitiva, uno de los divulgadores científicos más importantes de la segunda mitad del siglo pasado. Su fe en la ciencia y la tecnología como claves para el progreso de la Humanidad hacia su futuro, así como su visión humanista y evolutiva acerca del verdadero papel del Hombre y de sus iguales en el Cosmos, son dos de los temas que más veces abordó a lo largo de su extensa bibliografía, que incluye obras capitales como El Fin de la Infancia (de 1953), Cita Con Rama (de 1973), y aquella con la que alcanzó la fama mundial gracias a la adaptación cinematográfica que él y Stanley Kubrick gestaron conjuntamente: 2001: Una Odisea Espacial (de 1968).

PhotobucketTodas ellas, especialmente El Fin de la Infancia, son obras bellas, muy bien escritas, con un toque poético que nos hace meditar. Si bien el mayor de los propósitos de la Ciencia-Ficción ha sido siempre el de sembrar la inquietud intelectual acerca del porvenir de nuestra civilización, Clarke intentó también dar respuesta a las grandes preguntas. Y especialmente, al mayor de los interrogantes: el futuro del Hombre.

Aunque no puedo entenderlo, he visto en qué se ha convertido mi raza. Todo lo que hemos logrado se ha ido a las estrellas. Quizás es esto lo que trataban de decir las antiguas religiones. Pero todas estaban equivocadas. Creían que la Humanidad era algo tan importante. Sin embargo, nosotros somos sólo una raza en… ¿saben ustedes cuantas? Y nos hemos convertido en algo que ustedes nunca podrán ser.
                                                            (de El Fin de la Infancia).

Falleció esta madrugada en Colombo (Sri Lanka, donde vivió los últimos 52 años de su vida) debido a a una insuficiencia neumológica, legando para nuestro futuro una inimitable bibliografía de novelas y relatos, sus valiosas contribuciones a la ciencia, y dejando tras de sí la esperanza de que el Hombre encuentre por fin su camino… aunque sea por mediación de otros. Descanse en Paz, sir Arthur.

Las barreras de la Distancia se están desmoronando, y un día llegará en que daremos con nuestros iguales.
                                                           
(de 2001: Una Odisea Espacial).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: