h1

Oscars 2008: los Peliculeros también opinamos… aunque tarde. Pero opinamos.

14 marzo 2008

Despues de la ceremonia más famosa de los premios de cine, llega aquí el reportaje más esperado sobre los premiados, el analisis de estos y de sus películas, y más, mucho más…

por Pablorjeitor.

Photobucket

Por un lado, y fuera de la novedad especial que muchos esperan, que sería hablar de Javier Bardem, es primera imposición obligada hablar de dos películas que como No es país para viejos (No country for old men) y Pozos de ambición (There will we blood), que como podéis ver en esta última, lleva uno de esos titulos que Tituladores Manolo y Benito S.A. le han puesto, ya que estos no se pierden ni los Globos de Oro, para qué iban a faltar en los Oscars.

De la primera es conocido por todos los ciéfilos su reparto con Javier Bardem, Josh Brolin y Tommy Lee Jones entre otros. Además de ser dirigida por un tandem que gusta pero que mucho en peliculeros: los hermanos Joel y Ethan Cohen. Las película se alzó con varios de los premios gordos. Por un lado el guión adaptado, cosa que parece que a los Coen se les da bien, recordemos lo genialmente adaptado que está O Brother de la mismísima La Odisea de Homero. Y fue acompañado por el de la mejor dirección para los dos hermanos, porque, todo sea dicho, nunca se diferenciará del todo cuándo se implica un Coen en el trabajo del otro. Aunque desde luego aquí no se libraron de duros competidores como Julian Schnabel, con La Mariposa y la Escafandra o Jason Reitman con Juno, película que ha dado mucho que hablar, por no mencionar a Paul Thomas Anderson, que con una película que roza la genialidad, fue para mi parecer el mayor competidor de los Coen.

Llevándose dirección y guión, ya me parecía ciertamente lógico que les cayese el Oscar a la mejor película, quedándose con cuatro al sumarle el de, sí, Javier Bardem por mejor actor secundario.

El film, que continua en cartelera por cierto, sacó del “pozo” (¡perdón por un chiste tan malo!) a unos Coen un poco perdidos en los últimos tiempos, que con una historia basada en el libro homónimo de Corman McCarthy, nos dejan una de esas películas americanas con etiqueta de “road movie” bien facturada, con excelente trabajo de todo el mundo y que se quedará a la altura de otras obras maestras del dúo como Muerte Entre las Flores o Fargo. Vamos, un clásico en vida que además no se olvidará en este país por ser la película en la que gana por primera el oscar un español. Bardem, cuyo oscar para mi es merecido, ha hecho historia con una interpretación asombrosa donde mimetiza hasta la voz, y como consejo personal, mejor en su versión original. Además ha dado una gran imagen con solidez y saber estar mediante un discurso que ganó muchos enteros cuando se lo dedicó a su madre y a todos los cómicos nacionales. Basicamente es un ejemplo de lo que un actor de este país debe hacer para llegar lejos en el cine, que es pulirte poco a poco como actor, trabajar duro, escoger buenos trabajos, y por mucho que le duela a algunos cazurros, irse a los USA a trabajar si tienes ambición y buen ojo, con alguien tan increíble como los Coen. Eso es inteligencia, y para eso hay que trabajar muy duro, apesar de que ciertos ignorantes lo llegaron a llamar “titiritero”. En fin.

Los Cohen fueron geniales, pues además de encajar perfectamente como personajes de cualquiera de sus propias películas, se mofaron bastante del momento discurso, riendose de todo y dando a la gala un toque de simpatía.

Photobucket

Bueno, siguiendo con otra cosa, llega el momento de There will be blood, peliculón del tito Paul Thomas Anderson en el que resucita a nuestro querido actor/zapatero Daniel “soy un actor increible y una vez más lo hago que te cagas” Day Lewis, y que ganó el Oscar de mejor actor principal. Por mí le daba 17, por ser el protagonista de esta valiente película. Daniel, fue reservado en su discurso, y ya suma unas cuantas estatuillas, pero sólo decirle a nuestro mohicano preferido desde Peliculeros que, por favor, no dejes de actuar nunca.

El film, con una mezcla de cine clásico y factor sorpresa, de Paul Thomas Anderson, que algún día debería ser recordado como uno de los más grandes, se alzó con el premio para su fotografía que simplemente es espectacular, pero bueno, si habeis visto otros films suyos como Magnolia o Boggie Nights os dáreis cuenta de lo que os digo.

Luego, en cuanto a número de Oscars se refiere, estos fueron para nuesto queridísimo El ultimatúm de Bourne de Paul Greengrass, que se alzó con los de edición de sonido, sonido, y edición… Qué redundante.

Los demás oscars están bastante repartidos. Iremos por partes:

-El oscar a la mejor actriz fue para Marion Cotillard, mujer impresionante que retatra a una Edith Piaf perfecta, sin tener pinta de ser otro de esos “biopics” horribles que tanto circulan últimamente. Su discurso fue emotivo, con lágrimas incluidas, pues no se esperaba el Oscar peleando con pesos pesados como Cate Blanchett o Julie Christie.

-El de mejor actriz secundaria llegaría a las manos de Tilda Swinton, actriz muy buena, por Michael Clayton, que tiene una recomendable película que es Orlando, y que si la quereis conocer en su esencia, deberíais ver.

Photobucket

-La animación es para mí de los discutibles, pues se lo llevo Ratatouille, ensalzado más a los grandes del momento, Pixar, pero dejando a medias la incógnita de una Persépolis que me tiene una pinta más interesante.

Los Falsificadores se llevó el oscar a la mejor película de habla no inglesa, donde reinó como tema principal la guerra en 3 de los 4 films. La película plantea un tema con una interesante diatriba moral, sobre si ayudar a los que te torturan o no.

-El guión original, fue para Juno, película que trata un tema de moda como no son los embrazos no deseados… o sí, pues no se sabe hasta qué punto tiene un toque puritanista el escrito de la singular Diablo Cody.

-La dirección artística le cayó a Sweeney Todd, de mi amigo Tim Burton, algo que no ha descuidado ni en esta ni en niguna de sus películas. Este musical, no os lo perdais porque roza la locura máxima.

Mejor Vestuario recayó para Elizabeth: La Edad de Oro, que present un vestuario tan espectacular como sucedió en su primera parte, y de la que si quereis saber más teneis una reseña muy chula, hecha por Atreus, clickando aquí.

-La mejor banda sonora fue para Dario Marianelli por Expiación, una de las grandes olvidadas, y que fue un apartado que este año mostró cierta sosez, echándose de menos a John Williams entre otros.

-La mejor canción, gracias a dios, fue para Once, gran canción y gran película, y no para el resto de mierda de nominadas, en especial las horteradas inaguantables de Gillese, la princesa no sé qué

Maquillaje se lo llevó a casa La vida en rosa porque si cogéis una foto de Marion Cotillard en la película y otra de Edith Piaf, no os asustéis y llaméis a los “imbestigadores” de “Cuarto Milenio” por el espectacular parecido.

Efectos especiales son ya propiedad de La brújula dorada, otros premios también descafeinados, que se olvidaron de, para mí, los mejores del año, que están en Soy Leyenda.

-El honorífico para el diseñador de producción Robert Boyle, que trabajo en multitud de proyecto y que llegó a ser nominado cuatro veces por gracias a North by Northwest (o sea, Con la Muerte en los Talones; 1959), Gaily, Gaily (1969), Fiddler on the Roof (1971) y The Shootist (1976).

Mejor documental fue para Taxi to the dark side, que trata sobre la persecución de un taxista en Afganistán, y que lleva mucho de denuncia en sus venas.

Freeheld se llevó el oscar al mejor corto documental, sobre una historia de una enferma terminal que pretende dejar todo atado con su compañera antes de irse para el otro barrio.

-El mejor corto de animación, fue Pedro y el Lobo, clásico que ya conociamos por Disney, y que una vez más está genialmente retratado.

-Y por último, el Oscar al mejor corto cayó para Le Mozart des pickpockets, de origen belga, que nos cuenta las historia de unos chorizos que por alguna razón se encargan de un niño que es sordomudo.

Photobucket

Hasta aquí la lista de los premios en un año que parece insólito que haya habido tanta calidad para ser los Oscars, con películas increíbles como la de los Coen o la de Paul Thomas Anderson, y otras también buenas o muy buenas como La escafandra y la mariposa, Hacia rutas salvajes, Juno o El valle de Elah. A ver si esto mejora y estos premios ganan más en calidad de este tipo y pierden algo de su pomposo glamour, no necesario ni para ver ni para crear cine.

Además os váis a quedar con buenos recuerdos en cuanto a películas, ya no sólo por lo bien hechas que están algunas, sino por la gran variedad de temáticas, que van del cine clásico al cine independiente. Hay ciertas olvidadas como siempre pasa, como es el caso de Expiación, lo cual sin maldad lo digo, me alegro un poco, porque siempre da la impresión de que los peliculones de época se tienen que llevar algo en contra de otras que deberían llevarse más como La escafandra y la mariposa, no sólo por la excelente factura de Julian Schnabel sino también por la dificilísima tarea de hacer una película con un tío que sólo mueve un ojo, y hacerla bien.

Pero en general, ha sido repartido, y ha supuesto buenas cosas recuperar grandes talentos como los Cohen o Daniel Day Lewis, y ver cómo también en los States han sabido apreciar papeles de europeos no angloparlantes como Bardem, o Marion Cotillard.

La gala fue presentada por el mismo de hace dos años, Jon Stewart, uno de los grandes presentadores del momento de USA que no lo hizo mal dentro de una gala sosa, con falta de humor, y con unos premios presentados en sección de cortometraje por unos soldados en Irak, lo cual, viendo la caña que le están dando a Bush a través del cine, me imagino que sé lo que significa… Tal vez se echaba en falta algo menos de rectitud, que en momentos fue apabullante como en el caso de Markéta Irglová, co-ganadora de Once y a quien tuvieron que dejar salir de nuevo al no tener tiempo ni siquiera de decir ni una sola palabra de discurso.

Pero bueno, lo importante es que no faltaron los protagonistas y que no ha sido un año de mala calidad, teniendo en cuenta que con La Huelga hubo muchos problemas. Así que… ved las películas, felicidades a Javier Bardem, y nos vemos en la próxima.

Photobucket

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: