h1

Viendo… ’30 Días de Oscuridad’ (’30 Days of Night’, 2007), de David Slade.

12 febrero 2008

por Pablorjeitor.

PhotobucketBueno, pues una vez más traemos carne fresca, roja y llenita de Sangre. Al parecer, un día, Steve Niles y Ben Templesmith crearon una novela gráfica de gran calidad sobre unos habitantes de las remotas tierras de Alaska, y de cómo coincidiendo con que toca un mes entero de noche, son atacados por una serie de vampiros que se encuentran hambrientos y muy felices de pasar tanto tiempo en la total y absoluta oscuridad.

Ahora, esa historia ha sido recogida por David Slade, y llevada al cine. Y este es el segundo proyecto del director de Hard Candy (que sigue sin dejar de lado las temáticas sórdidas), que a mi pesar es algo más fallido que su anterior película, pues mientras en la susodicha hay planos que asustan, encogen y sorprenden, aquí, apesar de existir un gran cuidado de las formas y una buena fotografía, existen problemas de narración abismales, con unos cambios de ritmo que en ocasiones nos sacan de la película. Tal vez Slade quisiese sacar más provecho de las viñetas del cómic, que aunque retratadas en muchas partes de la película, hacen caer en un problema que ya en otros films sobre novelas gráficas sufren.

Igual que de manera decente Zack Snyder retrató 300, y mejor aún Robert Rodriguez Sin City, estas peliculas se hacen estáticas por momentos y la acción del diálogo se comprime, por lo que muchas veces, eso se nota en la forma en la que nos cuentan la película, que queda por lo general, o a veces, un tanto forzado. Y a esta película esto se le nota, sobretodo porque le acompaña un factor que deja las mayores heridas en ella: su patético montaje. Hay unas cuantas escena mal cortadas, donde no sabes de dónde salen ciertos personajes en ese momento de la acción, o por ejemplo, cuando un habitante del pueblo está a punto de ser atacado por unos vampiros, estos empiezan a mostrarse y se corta escena, tomando un poco por estúpido al espectador, pues sería interesante saber qué le iba a pasar, pero si tú muestras a los personajes por primera vez llegando al interior del pueblo intentando atacar a alguién, aunque es obvio que va a morir, no debería haber tantos cortes bruscos.

Photobucket
Esta es la prueba fehaciente de que Joss Hartnett no existe.
En realidad es una mezcla digital de la cara de Tom Cruise y la barba de Kurt Rusell.

La última nota negativa, sería su protagonista, Josh Hartnett, que no sabe el chaval que para actuar hace falta algo más que ser guapito de cara, mensaje que de paso podría enviarle él mismo a Ryan Phillipe de mi parte.

Y tras tantas patadas, vamos ahora con las caricias, que no son tan pocas. Los actores, aunque ninguno tenga una profundidad excesiva, exceptuando el sheriff del pueblo Eben Oleson (Harnett) y la jefe de bomberos Stella (Melissa George) como como los eternos enamorados prisioneros de la maldad más inhumana, se hacen querer mucho más que los protagonistas, sobre todo por en ocasiones demostrar más arrojo y valentía que el sheriff, y por contar con un bestial Danny Huston como Marlow, el jefe vampírico que habla en un idioma de ultratumba. Otros que no hablan mucho son los vampiros, más “speedicos” que de costumbre y con mucha mala uva, y que no escatiman en sembrar el terror con un orgullo por el que ni siquiera quieren convertir a los humanos en chupasangres, tan solo comerlos y destrozarlos. Liderados por Marlow, sólo ven las gélidas tierras como un lugar para demostrar que reinan por encima de cualquier ser.

Photobucket
¡¡¡Vas a llamar Mister Proper a TU PUTA MADREEEEE!!!

El resto de personajes o no nos dicen nada o más bien poco, pero quedan bien como espectadores del fin de todo. Y aquí, un aparte para Ben Foster como el personaje extraño, el cual anuncia la muerte, o puede entenderse confusamente como el que trae consigo a los vampiros, pero más bien se trata del mensajero de la muerte, que no deja de visitar ni los lugares más recónditos del mundo.

Todos estos elementos, se mezclan en un guión escrito por el propio Steve Niles, en colaboración con Stuart Beattie y Brian Nelson, y que a mi parecer es muy entretenido y sugerente, pues se trata de algo apocaliptico y oscuro que llega en un barco similar a un petrolero y que viene cargado de maldad, y donde la muerte se mezcla con pequeñas premisas tal vez de carácter ecologista, tales como el petrolero antes mencionado, así como por la ruptura de los oleoductos del pueblo en un intento de los vampiros de traer negrura y rojez a unas tierra blancas, pálidas y virgenes. Bueno, también lo es cierta parte del final si no fuera por la brusquedad del mismo. Un aplauso merece la violencia, desmesurada como a mi gusto debe de ser en una película de terror de tales características, pues ya me empezaban a hartar todas esas películas de terror light con máscaras o garfios.

Photobucket
“Va, a ver… quien me esté tirando del tanga que pare ya, joder…”

Esta película, independientemente de sus fallos, cuenta con una ambientación perfecta, y sobre todo queda reflejado en los planos aéreos de los vampiros acabando con el pueblo y las manchas de sangre por toda la nieve. Parece que se trate del fin de toda humanidad, pues el mensajero sólo surge para anunciarles que nadie está a salvo del mal, viva en Alaska o en Teruel. Y dentro de este relato también hay momentos de buena tensión y de desesperanza sin más, siendo los vampiros unos cabronazos que saben que son muy superiores, y tratando a los humanos como los lobos hambrientos tratan a sus presas.

Un muy buen rato pasa uno, entretentenido y divertido, debido a la tensión de la situación y a la intermitente cantidad de hijoputez que destilan los vampiros con los habitantes. David Slade ha tropezado un poco esta vez, pero tampoco se ha caído, así que si quieres un buen rato y ver vampiros muy macarras, no te la pierdas, pero no esperes más que un producto de entretenimiento sencillo.
.
Photobucket
“Me llaman Jesucristo de Chamberí…”
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: