h1

Viendo… ‘Soy Leyenda’ (‘I am Legend’, 2007), de Francis Lawrence.

24 enero 2008

Tito Will y los vampiros digitales, en una nueva perversión americanoide de la maravillosa novela de Richard Matheson.

por Pablorjeitor.

PhotobucketUn científico llamado Robert Neville (Will Smith) consigue, tras años de estudio, mutar el virus del sarampión para aplicarlo como vacuna contra el cáncer. El experimento sale mal, y el virus tiene un efecto devastador, siendo inmune tan sólo un mínimo de población mundial, y quedando el mundo lleno de muertos, o mutantes-vampiro con ansias de sangre, si puede ser, de humano sin infectar. Tiempo después Robert se queda sólo en Nueva York, y lo único que le consuela en ese desierto gigante es su perra Sam, y el mensaje de radio que suena todos los días, para comprobar si de verdad está completamente sólo.

Esta historia, sacada del libro de Richard Matheson (leed la reseña de Atreus sobre el libro AQUÍ), como bien sabemos, y si no os lo dice el que escribe, ya fue adaptada anteriormente: primero por el genial Vincent Price (The Last Man On Earth, 1964 de Ubaldo Ragona y Sidney Salkow), y más tarde por Charlton “cómprate un arma y be happy” Heston, en la conocida El Último Hombre… Vivo (The Omega Man, 1971 de Boris Sagal). Fuera ya de estas adaptaciones, nos llega esta película, no exenta de polémica al ser otro de los millones de remakes / productos comerciales que circulan por Hollywood para sacar rendimiento a una superproducción de este calibre. Y mucho hay que decir de ella, pues no deja indiferente.

El guión está escrito por Akiva Goldsman, o más bien reescrito a partir de un borrador de Mark Protosevic, que a su vez adapta el libro de Richard Matheson. Se ve tal vez flojo por momentos, y grandioso por otros. La introducción a la historia, la forma de contarnos cómo todo es un caos y la definición de rasgos del personaje están francamente bien. Pero otras ideas, como los mutantes-vampiro (no su inclusión, pues también salen en la novela, pero sí sus rasgos), así como ciertos personajes absurdos, dejan la historia con ciertas irregularidades. En mi opinión, tal vez porque Akiva Goldsman, deja siempre unos guiones con grandes detalles, pero también con bazofiadas terribles (no me hagáis pensar en Batman Forever, que es suyo, u otros como Tiempo de Matar, que es muy bueno, pero que tiene un final que no se lo cree ni él en estado de embriaguez).

Photobucket
“Tengo libres todas las camas del mundo,
pero las bañeras son mi fetiche…”

Fuera de las varias manos que tocan y retocan la historia, quien merece reconocimiento es su director, Francis Lawrence, que anteriormente dirigió la conocida Constantine. Una vez más, este hombre, para mi sorpresa, vuelve a sorprenderme, y lleva muy bien gran parte de la película aprovechando como nadie el escenario, o mejor dicho, esa obra maestra de los efectos especiales, para crear un ambiente solitario, desolador y dar un punto de incomodidad previsible al averiguar el espectador que “algo” más acompaña a Will Smith. Tampoco nos deja una dirección sin personalidad, ya que ciertos planos ahondan aún más en la soledad del personaje, y os pongo como ejemplo el plano aéreo de Robert en coche mostrándonos una profundidad que al mismo tiempo es un vacío, el que siente el protagonista cada uno de los días del resto de su vida. Básicamente, Francis Lawrence está en mi opinión a punto de hacer algo importante, esperemos que sea pronto, y que también olvide el uso del digital en cuanto a personajes se refiere, pues aunque no dirige malas secuencias de acción, el único crack que es capaz de manejar efectos especiales abundantes sin parecer algo desastroso, es el único e inimitable James Cameron, que pronto volverá para demostrarlo. Los efectos especiales son soberbios, menos las criaturas. Aún así, la recreación del ambiente asusta y mucho, y la verdad, deberían llevarse el oscar a efectos este año, al menos así lo creo.

Y, llegamos a lo que más me asustaba: Will Smith. Nunca soporté a este tío, creía que era muy gracioso en El Príncipe de Bell-Air, pero a partir de ahí todos sus papeles me parecieron sobre-actuados, faltos de gracia y gancho… y en ocasiones vomitivos. Muchos me preguntan, incluso ahora, mientras leen esto, si no he visto Ali. Y sí, la he visto, y creo que, directamente, él chafa la película de todo un fuera de serie como es Michael Mann, recreando un Muhammad al que sólo le falta rapear y llevar colgado del cuello una inscripción que ponga DJ Smith.

Photobucket

Pero bueno, volviendo al caso, desde la última película en que lo ví, que es la modesta En Busca de la Felicidad, parece que el hombre, dentro de lo limitadísimo que es como actor, ha sabido sacarle poco a poco rendimiento a sus films, dejando de lado esa pose de baboso graciosete para preocuparse por actuar un poco más y darle a sus personajes, valga la redundancia, una personalidad no ridícula. Está bastante bien, desde su locura personal, pasando por el agobio de la soledad e incluso creando dos personajes en uno: el del científico comprometido con su causa, y el de un padre de familia, solitario, deprimido, loco y asustado. Espero que siga por ese camino, porque aunque sea un actor que me caiga fatal, y que no le vea forma alguna de aprovechar, a lo mejor sigue por esta línea y, como ocurre en este caso, me callo la boca.

El resto del plantel son prácticamente irrelevantes e innecesarios. De mujer de Smith hace Sally Richardson, y de su hija, pues su hija en la vida real Willow Smith (y si os lo estáis preguntando, no, no es una “Peck” ;-)). También salen Alice Braga y Charlie Tahan, personajes que recuerdan al protagonista lo que es tener una familia, que o bien deberían haber salido más, o bien casi ni importan. Además, con ellos se ven los peores momentos de película, como la estúpida escena de Will repitiendo los diálogos de Shrek. Y no olvidemos el cameo de Emma Thompson, bastante simpático.

La fotografía, es también chula, pues es curioso ver el cambio brutal del día la noche, cómo se pasa de un paisaje desolador pero complaciente a un ocaso total con la llegada de la luna, donde parece que la muerte viene a visitar a lo poco que quede vivo en el planeta. La banda sonora es escasa, pero no está mal, además corre de mano del genio James Newton Howard, que hace nada ha salido del armario para casarse con M. Night Shyamalan (¡¡ESTO EVIDENTEMENTE ES BROMA!!). Están muy bien los momentos de silencio, como al final de una tormenta, donde la tempestad ya ha destruido todo.

Photobucket

Mencionar, cómo no, y de manera especial, a las criaturas mutantes-vampíricas. Son gran parte del lastre negativo de la película, y aunque me he abstenido de hacer comparaciones con las versiones anteriores, en este caso sí lo voy a hacer. Nos presentan unas criaturas que a leguas se ve que son irreales, y que son muy estúpidas. Y no sé por qué narices tienen un jefe que les da órdenes, lo cual me hace pensar en lo siguiente: si son criaturas violentas, que sólo funcionan por el instinto animal de comer, ¿qué cojones hace uno de ellos dando órdenes?. Lo que pasa es que en la versión de Heston se trata de una especie de secta afectada por la enfermedad, con instintos de super-raza y que ven a Heston como alguien distinto a quien eliminar. Ahora se modernizaron, son más bestias, pero algo me dice que intentaron quitarle el carácter social que tiene la versión anterior, quedando una chufa absoluta.

Este remake no es tan malo como me esperaba, y sacando la última parte de película y ciertas situaciones, el entretenimiento está asegurado, lo cual para un remake se hace difícil, y sobre todo es gracias a Will Smith y a Francis Lawrence, quien espero que entre en el grupo de directores del estilo de Zack Snyder, que con su Amanecer de los Muertos ha dejado claro que un remake puede tener estilo y personalidad propias. A ver qué nos deparas, Lawrence, y a ver si espabilas y sigues por esta línea, Smith.

Photobucket

Lo mejor: Will Smith, la dirección y los efectos especiales.
Lo peor: Las paridas del guión de Akiva Goldsman (que por cierto, Akiva, tu Oscar lo puedes tirar a la basura o regalárselo a Ron Howard… que el año de los Oscars de Una Mente(catez) Maravillosa parece que cayó un meteorito en Hollywood o algo así), los secundarios y los retrasados mentales digitales que luchan por comerse a Will… espero que ninguno fuera racista o se hubiese muerto de hambre… (otra estúpida broma mía…) 

ARTÍCULOS RELACIONADOS:
~
Leyendo… ‘Soy Leyenda’ (‘I Am Legend’, 1954), de Richard Matheson.
~
¡Las futuras adaptaciones de Hollywood de clásicos de la Ciencia-Ficción literaria!

Anuncios

7 comentarios

  1. Duda existencial: ¿Lo de James Cameron lo dices en serio?


  2. otra duda existencial: hay escenas de zoofilia?………….xD
    que chispa eh….. viva saiáns!


  3. Viva Lugo!


  4. Pues si, lo de Cameron lo digo en serio, pero no te preocupes, pronto habrá un especial de mi amigo James, en como muchísimo dos semanas, aunque espero tenerlo para antes. Otra duda existencial… ¿Lo que decías de que alguna de las pelis de Garci no estaban mal, lo dices en serio?
    ¿Lo de que antes casi todas las pelis eran obran maestras? No se, en los 50 la ciencia ficción era muy simpática, pero de factura … que mala, y ni te cuento las pelis de muchos directores ultralaureados, como Anthony Mann con ‘El Cid’, o ‘La caida del Imperio Romano? que son bastante patéticas, o pelis, y tengo que decirlo, estúpidas, como My Fair Lady, de George Cuckor, que es buen director como el anterior, pero que solo me parece la peli de dos payasos que intentan hacer dama a una tirada… y para ello le enseñan una cantidad de chorradas, las que le hubiese gustado aprender al bueno, de George, si se hubiese podido enfundar ese traje de señorita de clase alta(para quien no lo sepa Cuckor era homosexual reconocido), siendo una peli bastante ñona….
    Así que,efectivamente, lo de James Cameron lo digo en serio… Y añado, por último, que soy admirador también del cine clásico, pero me parece absurdo valorar a alguién màs en el cine solo por ser de épocas consideradas màs gloriosas, pues cine bueno hay todas las décadas, de los 20 hasta el día de hoy. Y también voy a decir algo más… o como diría Fernández… ‘….Yo aún diría más’, para todos aquellos que creen que gente como Cameron, no son buenos directores o guionistas, solo por haber hecho Titanic, (peli que yo también odio ,cuidado!), o por utilizar el género de acción, os digo algo… acaso peliculas ultralaureadas por todo cristo, como ‘Harry el sucio’, o ‘La Huida’, ambas protagonizadas por dos de mis idolos, el señor Eastwood y el señor McQueen… que pensais que son, sino acción pura y dura…, y su facturación, pensais que es mejor que la de Cameron… pues no amiguitos, tienen unos fallos de guión, dirección etc mucho peores que los del señor Cameron… pero si quereis yo os lo demuestro.
    ‘….Parece que hace mucho calor aquí dentro, …’
    ‘…Si, pero es como un calor seco’


  5. No se de donde sacas la afirmación de que las películas de los años 50 eran todas obras maestras. No me voy a molestar en discutir eso ya quepor razones meramente cuantitativas es obvio que eso es imposible (en esa década y en cualquiera).
    Sobre la ciencia-ficción antigua, ¿que más da que la factura no sea impecable? ¿es que cuenta más el continente que el contenido? Yo, desde luego, me quedo antes con las películas de esa época, que con otras más recientes como la, tan bien recibida por muchos sectores, “Matrix”.
    De Garci te diré que sin haber sido un gran director, si se pueden valorar algunas de sus películas en su contexto. Aportó otro enfoque en una época (años 70) en la que el cine español, sobre todo la comedia, arrastraba muchos tics casposos de décadas anteriores. De todas formas, no discuto que sus películas hayan envejecido mal. Insisto, hay que entenderlas como productos de su época.
    Y para concluir, sin ánimo de confrontación, afirmo que a Cameron aun le queda mucho para poder medirse con Cukor o Anthony Mann.


  6. Pero ¿medirse según qué milagroso sistema objetivo? Porque válgame dios que no podríais encontrar a tipos tan antagónicos que comparar. Tanto, que no sé qué tendría Cameron que envidiar de Mann, y viceversa…

    Cukor o Mann no podrían hacer nunca un ‘Terminator’ ni aunque se lo propusieran. Y lo susodicho podríamos decir del Cameron.

    Además, Cameron, con sólo dos películas, ha conseguido ser punto clave dentro del cine de ciencia ficción. Y, qué cojones, es un buen director de acción, por mucho que se esté “Lucasificando”. Sólo hay que comprobar la fisicidad de la mayoría de las secuencias que rueda. En el género, a modo personal, considero que por cómo mueve la cámara sólo tiene por encima al gran McTiernan (y a ver qué nos depara ese Grengrass, que ya apunta maneras…)


  7. a mi parecer la pelicula tiene un tema muy importante y que va mas alla de lo que las personas quieren ver, ya que refleja los que el ego humano busca ser; mejor o igual a dios, ademas de tocar aspectos que estan pasando en el mundo real, que es la manipulacion o craeacion de otros seres vivos para encontrar respuestas a todo aquello que todavia no entendemos ” como la pelicula lo demuestra la manipulacion del virus de la varicela para la cura del cancer”, ademas la mania con la bañera simplemente muestra como aun en la soledad o asediados por un sistema la gente quiere su espacio, y la demencia que demuestra Will Smith… lo que causa la soledad



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: