h1

Viendo… ‘The Devil and Daniel Johnston’ (documental; 2005), de Jeff Feuerzeig.

2 noviembre 2007

por Pablorjeitor.

devil.jpgSi tuviésemos que hacer un paréntesis en lo que ha sido el arte, nos saldría una persona frágil, particular, genial e incluso monstruosa a veces. Ese ser salido del Nuevo Continente, de Sacramento para ser más exactos, sería Daniel Johnston.

Y, si conocíamos poco o nada de las facetas y quehaceres de este artista atormentado, el documental The Devil and Daniel Johnston os contará la vida más personal y cruda de Daniel, con un repaso que, además de incluir anécdotas no amarallistas, viene respaldado por cientos de horas de material filmado y grabado, en su mayoría por el propio Daniel. Una persona que no necesitaba hablar sobre el arte o criticarlo, sino que su compleja personalidad, y los demonios que tanto agitan su cabeza (el Maligno fue su principal obsesión) hacían que él fuese su propio arte, y que este fluyera violentamente en forma de música, dibujo e incluso cine, por citar tres de los muchos talentos de Daniel.

Su director, Jeff Feuerzeig, premiado en el Festival de Sundance por el documental, tiene una perspectiva que ayuda a centrarnos en la historia, y le implica un realismo, siempre directo, sabiendo qué pensaba Daniel a lo largo de su vida, y dejándolo en una doble perspectiva a lo que él se refiere. Todo el mundo habla evidentemente sobre Daniel, pero del protagonista actual poco sabemos, ya que se nos muestra, pero con una especie de “halo protector”, algo a lo que su persona està acotumbrado. De todas formas, el material disponible nos deja un esqueleto muy preciso de lo que fue, y ha sido, la vida de Johnston.

En el camino junto a Daniel, el espectador puede sentir muchas emociones. Por un lado belleza (cualquiera de su composiciones musicales, sobre todo las de su etapa primeriza. Fantàsticos temas del Hi, How are you?, como Hey Joe o Despair Came Knocking), con unas obras maestras, tal vez con su particular interpretación, pero con unas composiciones abrumadoras, facturando melodìas y letras con un lírica profunda, y como siempre personal. Tambièn tristeza. Es duro saber como un trastorno psicótico bipolar, mezclado con una mente rota y una educación ultrarreligiosa lleva a consecuencias bastante desagradables. Y sobre todo, tal vez, fe. Y utilizo esta palabra (con la cual recibiría seguro una palmadita en la espalda del propio Daniel, porque, mi sentido sería otro) porque tras ver a esta persona uno se da cuenta que dentro del infierno personal de Johnston, se vislumbra un camino hacia cosas maravillosas, que todavía nos quedan por descubrir, y tal vez, por hacer.

El otro punto decisivo del documental serían los personajes allegados, como es lógico, pero donde hay figuras que dan un mayor sentido al universo del film… Una pieza clave, casi sin saberlo, sería la segunda obsesión de Daniel, despues de el mismisimo Satanás: Laurie. Ella fue el amor frustrado de Daniel, una persona a la que jamás poseyó, pero que le sirvió para que lo mejor de sí mismo fluyese a travès de cientos de letras y canciones, cada cual más bella, todas magníficos poemas de amor. Su musa, su amor, la fantasía que siempre flota en su cabeza. Y, por otro lado, ademàs de hermanos y amigos, serían, como en la vida de muchas personas, sus propios padres. Gente corriente, de afianzadas convicciones religiosas, que a pesar de dar a su hijo una educación escesivamente censora, no dejan de quererle, y, sobre todo de sufrirle, que también es una parte importante del amor. Y si no, observad en el documental, cierto viaje en avión, o lo que sus padres le cuidan, todavía hoy, ya que él está a su cargo, y, gracias a eso, seguimos disfrutando de él hoy en día.

danin90s.jpg

Se dice mucho aquello de “este es un documental innovador”, pero no se trata de verlo asi, sino que esta vez es una biografía contada desde un mundo interior, no desde el de su director, sino el del propio Daniel, ya que casi lo narra él mismo. Daniel y sus ideas son uno, y aquí no hay interpretación más que la que quiere juzgar uno mismo. Así que disfrutad, descubrid arte libre, loco, y recordad que si Kurt Cobain llevaba una camiseta suya, y si Pearl Jam, Beck o Tom Waits lo versionaron, será por que los genios se atraen. Y si aún así no estáis convencidos, siempre os quedará Torrente 4.

Anuncios

4 comentarios

  1. Hola! No vi este documental (creo recordar que lo programaron el año pasado en Cineuropa), pero me gustaría hacerlo, ya que las entrevistas a su protagonista que he leído me transmitieron la imagen de Daniel Johnston como un ser especial (en el auténtico sentido de la palabra, es decir, diferente) sensible, creativo y que siente un verdadero amor por la música. Es cierto lo que dices sobre la atraccion que genera en otros artistas como Tom Waits o Kurt Cobain. Pero entiendo que su obra (la de Daniel Johnston) no llegue a un público más amplio, ya que no es el tipo de música que pueda disfrutar cualquiera.

    Por otro lado me haces pensar sobre la marginación que sufren en la sociedad quienes padecen enfermedades mentales. Se les trata como animales o apestados, cuando pueden ser tan creativos (o más) que mucha gente “normal”, como demuestra el caso de Dniel Johnston o de otros como Syd Barrett, Skip Spence, Roky Erickson o Nick Drake.


  2. Gracias, por tu critica Juan. Sinceramente, si pudiesemos saber las personas que hay en este mundo y que tienen esas habilidades, tan màgicas.
    Me alegra saber que te gustó el comentario. Te aconsejo que lo veas, y que sigas yendo a Cineeuropa, un festival del que disfrute en mi tiempo de universidad. Espero que también te leas las críticas de mis compañeros, algunas mejor que la mia, y que sigas entrando en peliculeros, pues todavía nos queda mucho que decir. No olvides recomendarlo a tus amigos, tal vez podamos formar todos una gran familia cinéfila.
    Saludos y comawunga


  3. Esta es una grandísima película documental que no debe caer en el olvido. En Peliculeros le pondremos especial atención a este género. La próxima crítica corre de mi cuenta, aunque será de un mockumentary, un documental falso. Death of a Presindent, simplemente impresionante. ¡Matan a Bush!

    Pablo, gran crítica. Y no paras de tener visitas!


  4. Hasta hace unos dias no tenia mas que una vaga referencia de Daniel, vi el documental, y en este momento me encuentro atraido por conocer mas su su obra, la critica que usted hace me parece bastante ajustada a lo que este material representa, es decir, la obra de Daniel es algo fresco, sublime y poco rutinario, a su vez, el documental no alberga mas pretension que la de acercarnos al extraordinario mundo de un ser humano, y sobre todo esto sin perder vista que es apenas un fractal de algo mayor y digno de ser descubierto por aquellos que aman el arte y sobre todo la vida.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: